lunes, 23 de febrero de 2009

El secreto de la mochila (parte 2).

Como segunda mochila, hay dos opciones:

- Mochila de ataque.
- Bolso / Zurrón.

La mochila de ataque es una mochila más pequeña, de unos 30L que hace las veces de "hermana pequeña" de la mochila grande. Se llama "de ataque" porque normalmente es la elegida para "atacar" un pico desde un campamento base. Es la mochila que generalmente se lleva para excursiones de día. Es importante que tenga bolsillos laterales y superior, para poder sacar y guardar las barritas energeticas, los frutos secos, la camara de fotos, la crema, las gafas de sol...

El bolso / zurrón es esa prenda que llevan las mujeres, y que si te paras a pensar, es bastante útil, ya que te permite llevar un montón de cosas encima sin la molestia de llevar una mochila a la espalda. Recomiendo un bolso largo (de esos que quedan por la cintura) de tela gruesa, rectangular, ligero y con cierre de cremallera. En los puestos de venta ambulante suelen vender de este tipo, y son bastante baratos y bonitos. Además, le dan un toque "jipi" al portador nada despreciable, que en algunos casos, puede ayudar a relacionarse con la fauna local y con otros viajeros.

En algunas ocasiones, nos vamos a tener que ver obligados a elegir entre uno de los dos. ¿Mochila o bolso? Llevar las dos es un incordio, porque cuando viajas llevas la mochila grande a la espalda, la mochila pequeña delante, y el bolso de medio lado colgando. Además tienes que vigilar 3 objetos. Si no es absolutamente imprescindible, recomiendo elegir entre uno de los dos.

Ventajas de la mochila:
  • Caben más cosas.
  • Sirve para la montaña.
  • Soporta más peso. (Bueno, técnicamente el peso lo soportas tú :P)
  • Es mejor para la espalda, especialmente si llevas peso.
  • Tiene varios bolsillos.
Ventajas del bolso:
  • Es más discreto, pareces menos turista.
  • Más facil de proteger y vigilar, ya que va a un lado (donde está tu mano).
  • Es más pequeño y se guarda facilmente en cualquier sitio.
  • Te da un aire jipión.
  • Es más cómodo sacar y guardar cosas, y más comodo de llevar en zonas con alta densidad de gente.
Mi experiencia es que el bolso es mucho mejor para la ciudad y la mochila mejor para la montaña. Si tengo que elegir entre uno de los dos, me quedo con el bolso, porque a mi, personalmente, me molesta viajar con una mochila delante y otra detrás, y acabo llevando mucho peso innecesario solo por el hecho de tener espacio. En el bolso suelo llevar todo lo que es importante, como por ejemplo:
  • Dinero.
  • Pasaporte.
  • Cartera (nótese que va separada del dinero) con el resto de documentos.
  • Cámara de fotos.
  • Reproductor mp3.
  • Gafas de sol.
  • Móvil.
  • Pasajes de avión, billetes de autobús, normalmente metidos en el pasaporte.
  • Direcciones, seguro médico, contactos.
  • Un libro, papel, boli y sudokus (no son tan importantes pero son útiles cuando viajas).
Lo bueno es que todas tus cosas importanes están juntas y las tienes localizadas en todo momento. Si tienes que embarcar o separarte de tu mochila, sabes que puedes llevar el bolso contigo y que aunque tu mochila se pierda, lo importante lo llevas tú. Lo malo es que si te roban el bolso, es una faena tremenda. Obviamente, solo llevas tus cosas todas juntas cuando vas de un sitio a otro. Si vas a pasear, deja las cosas más importanes en casa de quien te aloja o en el locker del hostel. "Cuanto menos lleve, menos perderé" es mi lema para pasear.

Inevitablemente, a veces hay que llevar todo encima. Para evitar robos, mi técnica es (en este orden):
  1. Colocarme el bolso cruzado al hombro.
  2. Cargarme la mochila grande.
  3. Colocar el bolso (que estaba colgado) entre mi nuca y la parte superior de la mochila.
De esta manera el bolso queda entre la mochila y mi cabeza, siempre está en contacto con una parte de mi cuerpo, y por si acaso, el asa queda encerrada entre la mochila y mi hombro (no me lo puedo quitar sin quitarme la mochila primero).

Y una regla de oro es no quitarse nunca ni la mochila ni el bolso en la calle, y si lo tienes que hacer, que sea en un sitio despejado de gente y vigilando bien tus cosas. Algunos ladrones te tiran ketchup en la nuca o en el brazo para que, cuando dejes tu carga en el suelo para limpiarte, aprovechar y llevarse tu mochila de ataque o bolso. Otros hacen como si se desmayan delante de ti, para que cuando dejes las cosas para ayudarle, venga otro por detrás y se lleve tus cosas. Así que ya sabéis amigos, si os quitáis la mochila, que sea en un lugar controlado y seguro.

Siento ser tan pesimista / pesado a veces con la seguridad, pero el viajero es un objetivo muy muy frecuente entre los ladrones, y si preguntas, todo el mundo ha tenido sus más y sus menos. Con un poco de precaución y paranoia, nos ahorramos un buen disgusto. Y si alguna vez te roban, no te lamentes, por que lo hecho, hecho está y no permitas que además te amarguen el viaje.

Sonríe ante las dificultades, porque el 50% de un viaje, es tu actitud ante ellas.

5 comentarios:

Pillow_of_Winds dijo...

Siempre se puede doblar bien chiquitido el bolso cruzado, guardarlo en la mochila, y usarlo para los paseos!

Otro mono del montón dijo...

En mi caso, para los viajes largos llevo la mochila de 70+10 que se ve en esta foto. Y la parte superior se desprende totalmente, con lo que puedo armar un zurrón para los paseos, como se ve en esta otra foto.
Dicho sea de paso, esa parte de mi mochila la tenés en tu casa todavía!!!

Anónimo dijo...

y yo que pensaba que emprendía un viaje para encontrarme con nuevas dificultades..
¿ahora solo le dan el 50% de valor? exijo indemnización

Guille dijo...

uhhjj pakotee!!

1ro que nada... BUEN VIAJEE!!

2do... bueen post me encantaron los 2 me los leii todo...

Ahora lo que no entiendo es.. si tengo ganas de viajar para comprarme una mochila... o si quiero comprarme una mochila para viajar jajajajajaja

p dijo...

gracias por el analisis!
voy a buscar un bolso, un turron, digo un zurron!