viernes, 16 de octubre de 2009

Ladrones a mi? ja!

He estado unos dias en Zaragoza recogiendo unas cosas y el miércoles llegue a Barcelona - Sants a las 11 de la noche, ya que el vuelo salía ayer jueves a las 11am, y para poder cogerlo, tenia que pasar noche en BCN. Me alojé en casa de Edu, un excelente couchsurfer.

El caso es que al llegar a la estación de Sants, me fui al metro para ir hasta casa de Edu. En una mano llevaba una maleta de 25kg, en la otra mi pantalla de 19'' en una bolsa de portátil, y en la espalda una mochila. Al bajar a la entrada del metro para comprar el billete, veo a un tipo con gorra, de aspecto árabe (pero bien podia ser de cualquier otra zona que hubiera sido lo mismo), hablando por el móvil y mirando hacia varios lados. Al otro lado de la valla del metro (donde pasas el ticket y entras) había otros dos tipos más elegantes vestidos pero también con aspecto de árabes (tampoco es extraño en BCN, hay ciento de miles de inmigrantes de todas partes) mirando al primero y como esperándole.

Es de estas situaciones en que tu sentido arácnido te dice algo. Sabes que algo no encaja en aquella escena...no sabes muy bien qué pero tus musculos se tensan y tus sentidos se agudizan. Quizá fue que alguien llevara gorra siendo Octubre y a las 11 de la noche...quizá eran esos dos tipos que estaban esperando y mirando al tercero. Quizá fue que le miraban pero éste les ignoraba. Algo fallaba.

Yo me concentré y para sacar el billete de metro, puse todas mis cosas delante de mi en contacto con mi cuerpo y nunca fuera de mi vista. Y efectivamente, cuando estaba recogiendo el billete de la máquina, el tipo de la gorra se me acercó por detrás y me roció el pantalón con crema para el sol. Noté que algo caia en mi pantalón por detrás, pero como ya dije en este post, es un truco para que te gires para limpiarte a la vez que dices "Pero qué cojones...!?!?" y el ladrón aprovecha ese momento para coger el portatil / mochila que llevabas en la mano y salir corriendo.
Al notar la crema, ni siquiera me giré, yo seguí con mi tarea de guardar la cartera y el billete, volver a colocar todas mis cosas en posición segura y dirigirme hacia la valla. En un momentó, el tipo se fue por un lado a por otros viajeros, asi que aproveché, mientras no me veía, para decirle a la jefa de la estación que habia un tipo con gorra negra robando a los viajeros. Poco después nuestro hombre debió notar que alguien se habia dado cuenta y se perdió por las escaleras hacia el metro. Los otros dos tipos habían desaparecido también. Yo ya había pasado la valla, y advertí a otros viajeros que tuvieran cuidado. Llamé a la jefa de estación y le expliqué el sistema de robo, que para ella era la primera vez que lo veía.
Al ir hacia el tren, me encontré a los dos tipos que estaban esperando volviendo desde los andenes hacia la valla. Me quedé con la duda de saber si eran los compinches del primero o eran simples viajeros, pero indiscutiblemente su actitud era bastante sospechosa (hacer como si esperaran a alguien en la valla, despues desaparecer hacia el tren en un camino distinto al de la gorra, después volver...). En robos de este tipo los compinches suelen decirte que el tipo que te robó se fue por la dirección X, y como podéis imaginar, en realidad se fue por la dirección Y.

Total, que no pasó nada. Me dieron ganas de ir al tipo de la gorra y decirle:

- Eh puto! No me robaron en 2 años en Sudamérica, me vas a robar tú en Europa...GIL!

Como de costumbre, dicha frase quedó en mi imaginación. Gracias a Genaro Fraticelli por contarme en su día que algo así le pasó en Ecuador. Gracias a él, aun conservo mi pantalla hoy.

4 comentarios:

Miky dijo...

Sólo 19 pulgadas? :D

Beri dijo...

La próxima vez gañán llama a la 7º de caballería aragonesa desplazados en Barcelona para que te ayuden con tus miles de pingos y te quedas en nuestra casa... :D

Mirko dijo...

Muy bien!!

Después de toda una vida orgulloso de ser stolen free, me robaron la camara al descuido en Madrid hace tres anyos. Ahora tengo el sentido arácnido a tope, por mí y por los demás.

sofqa dijo...

A ver si te sirve para tirar esos pantalones ya, gitanin.